GI MAP

$ 12,000.00 MXN
En stock

 

El microbioma intestinal, en particular, desempeña un papel fundamental en la mediación de los efectos de la dieta y otros factores sobre la salud, incluidas las funciones digestiva, inmunitaria, metabólica y neuroendócrina. Por lo tanto, evaluar la salud gastrointestinal ayuda a llegar a la raíz de las enfermedades crónicas. El GI-MAP (Microbial Assay Plus) se basa en la tecnología de biología molecular reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa (qPCR) a partir de una sola muestra de heces para detectar parásitos, bacterias, hongos y virus. Es una herramienta útil en enfermedades autoinmunes, IBS / IBD, problemas digestivos, diarrea o estreñimiento, niebla cerebral, problemas de la piel, como acné y psoriasis, trastornos del estado de ánimo, depresión y ansiedad, problemas de diabetes y pérdida de peso. El GI- MAP también puede usarse en bebés y niños, y puede proporcionar información sobre las condiciones relacionadas con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, el autismo y las molestias digestivas.

El GI-MAP fue diseñado para detectar microbios que pueden alterar el equilibrio microbiano normal o contribuir a la enfermedad. Incluye patógenos que causan gastroenteritis intestinal como E. Coli con sus patotipos como 0157 y STEC, Shigella, Salmonella, Vibro cholerae, Yersinia enterocolitica y Campylobacter. Las toxinas son un tipo de factor de virulencia producido por algunos patógenos. Dado que GI-MAP es una prueba basada en ADN, los resultados reflejan los niveles de cepas patógenas que “portan los genes de la toxina”, no los niveles de cualquier toxina que pueda producirse (C. difficile Toxinas A y B, Shiga-like Toxin E. coli stx1 y 2). Se analiza también el DNA de Helicobacter Pylori con sus factores de virulencia, parásitos patógenos como Cryptosporidium, Entamoeba histolytica, Giardia y de Adenovirus 40/41, Norovirus grupo I y II, citomegalovirus y virus de Eptein Barr, además de la flora microbiana oportunista y normal. Indicadores de digestión, absorción, inflamación y función inmunológica están incluidos, como: esteatocrito, elastasa-1, β-Glucuronidasa, sangre oculta, IgA secretora, anticuerpo anti-gliadina IgA, calprotectina y la zonulina como marcador de permeabilidad intestinal. Complementando al estudio, se reportan los genes bacterianos de resistencia a antibióticos como β- lactamasas, van (vancomicina), emA (macrólidos) y otros.

Conocer la genética y medir frecuentemente los niveles bioquímicos del cuerpo nos ayudará a mejorar y mantener en óptimas condiciones la salud. Recuerda consultar con tu Médico y/o Profesional de la Salud, antes de iniciar algún tratamiento, dieta y/o ejercicio.

 


 Válido en toda la república Mexicana 🇲🇽